Palabras clave

Sistema de Información Geográfica (SIG)

 
Envoyer l'article par mail
De la part de :  :
(entrez votre nom)

Destinataire  :
(entrez l'email du destinataire)


afficher une version imprimable de cet article  Imprimer l'article
générer une version PDF de cet article Article au format PDF

Un SIG puede definirse como un útil informático que permite almacenar, manejar, tratar y representar la información geográfica.
La información se almacena y se maneja en una base de datos geográficos, que combina datos geométricos (localización y forma) y temáticos. Cada tema de información está representado por una capa, conjunto de objetos elementales de la misma naturaleza. Una capa reúne la representación cartográfica de objetos espaciales y la tabla de información estadística que está asociada a aquélla. La información allí almacenada y representada a nivel del pixel (se está en ese caso en el modo raster), o a nivel de objetos espaciales elementales, que son, ya sea puntos, líneas o polígonos (modo vector). La mayor parte de los SIG permiten una combinación de ambos modos de gestión.
Los SIG permiten cruzar informaciones contenidas en la base de datos de diferentes formas. Por una parte, los lazos existentes entre las características geométricas y temáticas de los objetos permiten selecciones de subconjuntos a partir, ya sea de requerimientos relativos a atributos estadísticos, ya sea, de requerimientos denominados espaciales, provenientes de herramientas gráficas.
Por otra parte, un cierto número de operadores geométricos o topológicos permiten trabajar sobre los objetos espaciales mismos, pertenezcan o no a una misma capa.
Los cruzamientos "verticales", es decir, referidos a diferentes capas de información, son los más clásicos y funcionan con operadores geométricos. Por ejemplo:
• la superposición (overlay) de diferentes capas de información: permite poner en relación informaciones extraídas de fuentes variadas y a priori incompatibles (censos, teledetección, relevamientos de terreno, etc.) y de naturaleza diferente (red caminera, parcelamiento, masa edificada, etc.);
• la intersección, la inclusión, la unión, que permiten delimitar conjuntos espaciales que corresponden a ciertos criterios. Estas operaciones dan lugar a la creación de nuevas informaciones geométricas (creación de nuevos polígonos, por ejemplo, en el caso de la intersección) y/o de una nueva información semántica (datos asociados, diccionario de inclusión,...).
Otros operadores son "horizontales". El más clásico consiste en la selección de un área de influencia (buffer) que permite evaluar las características de diferentes entornos de un objeto espacial dado. Por otro lado, algunos SIG manejan la topología de las representaciones vectoriales (contigüidad, recorrido de un grafo,...) y permiten de este modo la puesta en marcha de tratamientos de análisis espacial horizontal.
En contrapartida, un cierto número de tratamientos de análisis espacial de tipo estadístico no se incluyen en los SIG clásicos. Existen no obstante, en el seno de los SIG, sistemas estadísticos informatizados que desarrollan interfaces que permiten tratamientos de estadísticas espaciales o de geoestadísticas.
Los principales sistemas informáticos (softwares) para SIG utilizados en la actualidad son ArcInfo, Arcview, GRASS, MapInfo, IDRISI, GéoConcept...

Hélène Mathian

Lena Sanders